Victoria Cuidadana

Salud

Propuesta Preliminar

Necesitamos un sistema de salud más allá de la mera prestación directa de servicios a personas. 
 
El Consejo Multisectorial del Sistema de Salud de Puerto Rico presentó los siguientes lineamientos.
 
• Adoptar cambios fundamentales en el sistema de salud y rechazar parchos y remiendos.
• Implantar una gobernanza democrática.
• Examinar las iniciativas de EEUU a nivel estatal que promueven la universalidad.
• Examinar el derecho a la salud con criterios de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad.
• Comisionar un estudio para determinar la viabilidad económica de un sistema universal de salud.
• Rechazar la adopción de medidas cuya implantación sea irreversible.
 La reconstrucción social, económica, ambiental y fiscal de Puerto Rico, exige poner en práctica el principio más básico de la democracia, que consiste en que las personas más afectadas por una decisión tienen que participar en los procesos para tomar dicha decisión. La Red de Salud del Movimiento Victoria Ciudadana ha cumplido con su deber democrático al elaborar una propuesta de salud consistente con las recomendaciones del Consejo Multisectorial de Salud.
 La transformación del sistema de salud que propone el MVC implica:
 • Un concepto amplio de la salud que abarca lo individual, poblacional y aspectos sociales y ambientales de la misma.
• Reorientar el sistema a uno basado en prevención y medicina primaria.
• La integración de los niveles comunitario, primario, secundario y terciario, en un solo plan
con parámetros precisos de funcionamiento y evaluación continua.
• La integración de la administración de los servicios y facilidades gubernamentales, del sector privado, los centros de formación profesional y técnica en salud, personas y centros de investigaciones de determinantes sociales y ambientales de la salud, las organizaciones de base comunitaria, las asociaciones, colegiaciones y sindicatos vinculados a la salud.
• Adoptar una gobernanza democrática.
• La formación de la conciencia salubrista como elemento central para hacer valer el derecho a la salud al orientar el entendimiento, actitud y comportamiento de todos los y las actores/as  y participantes del sistema.
• Una integración más generalizada y efectiva de la tecnología en todos los aspectos de la
administración, prestación de servicios y relación con los participantes del sistema de salud.
• La integración de la medicina complementaria o alternativa en los servicios de prevención y tratamientos de la salud.
• Realizar investigación continua para fundamentar la toma de decisiones.
• Considerar la perspectiva de “salud en todas las políticas”.
• El atender los justos reclamos de los y las profesionales, técnicos/as y trabajadores/as de la salud de introducir mejoras sustanciales en sus condiciones de trabajo, beneficios y salarios.
En el marco de estas ideas el MVC presenta cuatro propuestas prioritarias que se explican a continuación.
 Propuesta y tarea urgente en salud:
 Seguro Universal de Salud.
 Además, a tono con la visión salubrista, la transformación implica lo siguiente:
 Un sistema de salud requiere de mecanismos que faciliten la adopción de intervenciones basadas en Medicina Alternativa y Complementaria que hayan demostrado ser efectivas y eficientes. 
La Medicina Convencional con visión y práctica salubrista como la Medicina Funcional, la Medicina Integrativa, la Medicina Ortomolecular, la Osteopatía, la Medicina Complementaria y Alternativa como la Medicina Tradicional, la Homeopatía, la Naturopatía, la Energética, la Herbología y otras, han adquirido reconocimiento por parte de amplios sectores de profesionales e instituciones relacionadas con la salud y se ha generalizado en el cuido de salud que las personas se procuran. 
Por otro lado, subsiste en la comunidad médica preocupaciones por las consecuencias de aceptar algo como adecuado para nuestra salud sin estudios que amparen su veracidad. Frente a esta problemática la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a los Estados (1) apoyar la formulación de políticas, normas y reglamentaciones nacionales conexas basadas en el conocimiento, y el consiguiente fortalecimiento de la creación de capacidad nacional por medio del intercambio de información, las redes y los talleres de capacitación, (2) brindar orientación normativa sobre la manera de integrar servicios de medicina tradicional y complementaria en sus sistemas de salud, así como orientación técnica que permita velar por la seguridad, calidad y eficacia de esos servicios, prestando especial atención a la garantía de la calidad.
Es muy importante que esta variedad de protocolos sea incluida como opciones en el Seguro Universal de Salud.
La otra tarea urgente requiere atender la situación de salud mental y el problema del uso problemático de sustancias y alcohol.
 Un enfoque salubrista parte de la premisa de que la dependencia al consumo de drogas es una enfermedad tratable y prevenible, por lo cual resulta contraproducente tratar este uso problemático como un delito. Entre las medidas concretas para adoptar, están las siguientes:
 Un acercamiento diferenciado según la sustancia.
Descriminalizar el consumo y posesión de drogas.
Reasignar recursos fiscales al tratamiento. 
Asegurar el tratamiento adecuado.