Victoria Cuidadana

MOVIMIENTO VICTORIA CIUDADANA

AGENDA URGENTE

Victoria Ciudadana nace para atender tres deberes urgentes de nuestro tiempo: el rescate de las instituciones públicas; la reconstrucción social, económica, ambiental y fiscal; y la descolonización.

Somos un movimiento de la ciudadanía con personas de distintas experiencias, agrupaciones y trasfondos. Celebramos la diversidad y pluralidad de posiciones.

Toda persona que se comprometa con la agenda urgente y con los principios éticos del movimiento puede participar de Victoria Ciudadana. 

No hay requisito de lealtad ciega o de jurar bandera a partido alguno. Las  personas que componen la diáspora puertorriqueña también podrán participar del movimiento.

Los principios y objetivos incluidos en la agenda urgente serán los puntos de consenso para aquellas personas que formen parte del movimiento y sobre los cuales hay un compromiso inquebrantable ante el País.

 

Combatir la corrupción
1. Procesamiento oportuno y contundente de actos de corrupción
2. Ley Anti-Puertas Giratorias
3. Financiamiento público de campañas que elimine el inversionismo político
Cambio del sistema electoral
1. Representación proporcional
2. Segunda vuelta
3. Iniciativa ciudadana
4. Referéndum revocatorio
5. Candidaturas coaligadas

 

 

Derechos

    1.  Restituir y ampliar los derechos laborales recortados por pasados gobiernos.
    2. Reconocer el derecho al trabajo en condiciones dignas (salario, jornada, licencias).
    3. Un salario mínimo que permita vivir por encima del nivel de pobreza.
    4. Cumplimiento y ampliación de las políticas contra el discrimen y hostigamiento.
    5. Salario base mayor al mínimo en industrias cuya capacidad económica lo permita.

Organización

    1. Incentivar la organización sindical de personas que trabajan, públicos y privados.
    2. Eliminar trabas, incluyendo las existentes en la Rama Judicial y los municipios.
    3. Promover la organización comunitaria, estudiantil, gremial y profesional, como aspecto esencial de una sociedad democrática.

Defensa de bienes y servicios públicos

    1. Rechazamos las políticas de privatización de servicios esenciales y bienes públicos, que los someten a la lógica de la competencia y el lucro privado.
    2. Reforma gubernamental con participación laboral y ciudadana, para alcanzar mejores servicios y eficiencia.

Educación pública

    1. Revertir la privatización y los recortes y proveer el presupuesto adecuado a la educación pública.
    2. Reforma educativa desde la comunidad escolar.
    3. Educación con perspectiva de género y la educación en derechos humanos.
    4. Fomentar las artes y los deportes, parte vital de nuestro desarrollo cultural.
    5. Respetar la fórmula del presupuesto de la Universidad de Puerto Rico.
    6. Reforma universitaria que garantice la autonomía y democratización de la UPR.

Pensiones

    1. Reconocer la pensión como un derecho adquirido.
    2. Anteponer el pago de pensiones a otros desembolsos de fondos públicos.

Salud

    1. Seguro universal que permita acceso a los servicios de salud a todos y todas.
    2. Acercamiento salubrista a la adicción.

Sistema contributivo

    1. Conforme al principio de quien más tenga, más aporte.

Desarrollo económico

    1. Implantar políticas energéticas, urbanas, de transportación y de infraestructura dirigidas a proteger el ambiente. 
    2. Protección de cuencas hidrográficas, terrenos agrícolas y costas.
    3. Transición acelerada a la energía renovable y cierre de plantas de carbón.
    4. Política basura cero bajo el principo de reducción, reuso y reciclaje. 

Ambiente

    1. Concebimos la protección del ambiente como aspecto central de todo proyecto económico, urbano, industrial o agrícola o de infraestructura.
    2. Implantar políticas energéticas, urbanas, de transportación y de infraestructura dirigidas a proteger el ambiente.
    3. Protección de cuencas hidrográficas, terrenos agrícolas y costas.
    4. Transición acelerada a la energía renovable y cierre de plantas de carbón.
    5. Política basura cero bajo el principo de reducción, reuso y reciclaje.

El Pueblo antes que la deuda

    1. Definir constitucionalmente los servicios esenciales y garantías sociales y anteponerlas al pago de la deuda.
    2.  Auditoría ciudadana y moratoria al pago hasta que se complete auditoria.
    3. Cancelación de la deuda ilegal o ilegítima.
    4. Renegociación priorizando servicios esenciales y garantías sociales.

La Junta de Control Fiscal

    1. Rechazamos a la JCF y sus políticas de austeridad, que atentan contra nuestras necesidades sociales y de recuperación económica.
    2. Detendremos el desembolso de fondos del pueblo para la operación de la JCF.

 

    1. Proponemos un proceso que garantice la participación equitativa de opciones descolonizadoras, entiéndase: estadidad, independencia y libre asociación.
    2. Asamblea Constitucional de Estatus como medio para lograr tal proceso.
Cada 4 años miles de puertorriqueños y puertorriqueñas le regalan un día a su país para ayudar en el componente más importante de la democracia: Nuestro proceso electoral. 
 
El 3 de noviembre de 2020, Puerto Rico cuenta contigo… ¡Defiende El Voto!

Regístrate como funcionaria o funcionario

Únete al Movimiento

Deseo registrarme como:
VoluntariadoAfiliación

¿Cómo prefieres que te contactemos?*
EmailTeléfonoTextoCualquiera de las anteriores

¿Qué tipo de trabajo voluntario te gustaría hacer? (Selecciona todas las que apliquen)
Hacer llamadasVisitas a municipios y comunidadesRecaudar fondosComunicacionesOtroN/A

Victoria Ciudadana nace como un instrumento para representar y defender los intereses puertorriqueños frente a la corrupción y los malos manejos de los recursos públicos, mediante la participación activa y contínua de la ciudadanía. La participación en Victoria Ciudadana requiere de un compromiso con los principios éticos que guían el movimiento y que por lo tanto, deberán ser suscritos por toda persona que desee formar parte del movimiento.

  1. Participar en la política para servir y no servirme; trabajar a favor del colectivo y no de los grandes intereses; rechazar la politiquería expulsando con mi voto a los políticos de siempre; para rescatar las instituciones públicas de los intereses corruptos, devolviéndolas al servicio de la gente.
  2. Declarar la guerra contra la corrupción y establecer una política de cero tolerancia de la corrupción dentro de nuestras filas. Rechazar la participación de candidatos y candidatas cuyos intereses entren en conflicto con los principios y valores de nuestro movimiento, así como de cualquier persona convicta de un delito de corrupción.
  3. Fomentar y procurar la participación directa y amplia de los diversos sectores de nuestra sociedad durante la toma de decisiones de nuestro movimiento.
  4. Promover la igualdad y la equidad, tanto dentro del movimiento, como en la sociedad y el gobierno que nos proponemos construir. Rechazar la exclusión o discrimen por sexo, orientación sexual, identidad de género, nacionalidad, raza, filosofías de vida y espiritualidades, diversidad funcional o posición socio-económica. Rechazar el machismo, la homofobia, la lesbofobia, la transfobia y la xenofobia.
  5. Defender la aplicación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la cual servirá de guía a nuestro movimiento y nuestro gobierno.
  6. Promover el diálogo respetuoso y el debate honesto en la búsqueda de consensos dentro y fuera del movimiento. Reconocer y respetar nuestras diferencias, con el fin de construir sobre nuestro objetivo común de un Puerto Rico justo, equitativo y solidario.
  7. Garantizar absoluta transparencia en toda acción y gestión, comunicando con claridad y prontitud toda información e integrando la divulgación y la rendición de cuentas a toda tarea.
  8. Garantizar el uso eficiente y prudente de todo fondo que se reciba como parte del proceso de formación y desarrollo político, así como después en la administración de fondos públicos.
  9. Respetar y defender el patrimonio nacional, sobre todo nuestro medioambiente. Atender el cambio climático, la sustentabilidad del planeta y la salud pública.
  10.  Afirmar que toda persona que ocupe un puesto de liderato en el movimiento o un puesto electivo en representación del movimiento, al momento de tomar una decisión o emitir un voto, tiene el deber de escuchar a todas las partes, de consultar a personas expertas, a grupos profesionales, sindicales, comunitarios o representantes de quienes podrían afectarse por tal decisión. Apoyar la creación de consejos consultivos ciudadanos en todos los ámbitos de gestión gubernamental, cuando asumamos la gestión pública de Puerto Rico.